Sorbete. Un cuento (Los caminos del paladar son hipergéusicos)

El resultado fue que me perdí en la montaña. No sabía qué hacer, ni hacia dónde dirigirme. Mi teléfono móvil se había quedado sin batería, no tenía agua ni comida suficientes, me encontraba agotado y desorientado, nervioso, histérico. Estaba a muchos kilómetros, lo sabía, de cualquier persona o traza humana en el paisaje. De cualquier… Leer más Sorbete. Un cuento (Los caminos del paladar son hipergéusicos)